¿Por qué durante el otoño las hojas cambian de color?

otoño

¿Por qué durante el otoño las hojas cambian de color?

¡El otoño ya ha llegado! Y  ahora, si que sí nos creemos que es la estación de cambios, de transición  entre el verano y  el invierno…  Abandonamos el popular “veroño´´ para introducirnos poco a poco en el  blanco  y frío invierno.

Ahora, que  ya nos  estamos adaptando a los primeros días de frío, es tiempo de seguir saliendo a los parques, al monte, a disfrutar de los días de sol que nos quedan antes del invierno.  Eso sí, unos días en los que ya tenemos que tener en cuenta el cambio de hora, y tenerlo siempre  presente cuando vayamos a realizar una salida al campo.

El otoñó, es una estación que a todos nos gusta, y no sé porque, pero la mayoría la identificamos, con días de campo, excursiones de mañana, y tardes- noche de relax  y diversión frente a una buena chimenea.  Por supuesto, no podemos obviar las típicas meriendas a base de castañas, o los primeros chocolates calientes, que tomas desde el  fin del invierno pasado.

Hablar del otoño es sinónimo de días más cortos, paseos otoñales, las hojas de los árboles en tonos ocres, naranjas, dorados y rojizos,  y por supuesto sus mantos de hoja seca en el suelo, en el que te dan ganas de coger las hojas y lanzarlas al aire, pero… ¿os habéis preguntado, porque durante esta estación las hojas  de los árboles adquieren estas tonalidades y después se caen?

Las hojas, uno de los órganos más importantes de los arboles,  que realiza las funciones de elaboración de su alimentación, respiración y transpiración.  Pero además es el órgano que se encarga de transformar  el dióxido de carbono en oxigeno, gracias a la clorofila, que absorbe la energía solar, para realizar dicha transformación.

 Pero… ¿por qué las  hojas adquieren esas tonalidades en otoño?

Las hojas de los árboles contienen tres tipos de pigmentos, llamados antocianinas, carotenos y clorofila. La Clorofila, como hemos comentado antes es  la encargada de absorber la luz del  sol para realizar la fotosíntesis, y es la que le da el color verde a las hojas.  De estos tres pigmentos, la clorofila se encuentra en mayor proporción, y por eso abunda el verde, pero cuando  la luz del sol empieza a disminuir,  la planta ya no necesita tanto la clorofila,  por tanto los verdes empiezan a disminuir, mientras que los ocres y anaranjados de las antocianinas y carotenos, empiezan a poder visualizarse. Realmente siempre han estado pero el verde aportado por la clorofila  los absorbía.

¿Por qué pierden las hojas?

Respecto a la caída de las hojas, no es ni más sin menos, que una manera de autoprotegerse,   debido a que con la llegada del invierno los suelos se hielan y por tanto  resulta más complicado captar los nutrientes necesarios para abastecer a toda la planta, por lo que  eliminar esas hojas, en realidad, es un ahorro de energía para la planta.

 

Ahora atrevid@s ya conocemos el porqué de los colores del otoño, que tanto nos gustan.  ¡¡Seguro que en la próxima salida al campo, los vemos con  otros ojos!!

Share the Post

Acerca de el Autor

Comments

No comment yet.

En respuesta a

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies